Consejos prácticos de fontanería

24 enero, 2017

Recomendaciones para el sistema de fontanería de tu hogar

Quienes han provocado, o han sido víctimas de una importante inundación entre vecinos saben la horrible situación que debe vivir y hacer frente la víctima del siniestro. Todo no queda resuelto con la compensación económica por parte del seguro o de quien ha provocado la inundación. Las horas de limpieza, la búsqueda y compra de bienes, la atención a los distintos gremios de obreros que deberán intervenir en la reforma, etc. suponen una enorme pérdida de tiempo y salud para la víctima.
Para evitar las posibles inundaciones, como fontaneros en Zaragoza recomendamos ante todo cerrar siempre la llave de paso de la casa cada vez que vaya a pasar un o más noches fuera de la vivienda.

consejos fontaneria invierno

Cuidados con las tuberías en invierno

Para mantenerlas en buen estado, y evitar su deterioro y congelación, resulta de vital importancia  recubrirlas con un material especial de espuma que las aísla y las protege del frío. Cuando vaya a tener la casa deshabitada durante un tiempo, resultará también de vital importancia drenar todas las tuberías, con la finalidad de extraer de ellas todo el agua, y de este modo evitar que se congelen y se rompan.
Algunas calderas cuentan con un sistema de protección ante posibles heladas. En las casas ubicadas en zonas muy frías, resulta muy importante comprobar que este sistema funciona correctamente. En aquellos hogares que no cuenten con este sistema, se les recomienda encender la calefacción de vez en cuando, sobre todo en los días más crudos del invierno.
Cada año, antes de la llegada de los grandes fríos, en muy importante revisar la caldera y realizar el correspondiente mantenimiento, con la finalidad de detectar y evitar posibles averías.
El primer paso es comprobar que el conducto del gas se encuentra en buen estado, que esté bien conectado a la caldera, y con la llave de paso abierta.
Una vez se haya encendido la caldera aparecerán en su pantalla unos dígitos indicando su nivel de presión en bares,y  la temperatura en grados centígrados. La caldera debe estar entre 1,2 y 1,5 bares. En caso contrario, se debe localizar la llave de llenado de la caldera y desenroscarla con el fin de que entre agua.
Siguiendo estos pasos se suelen resolver problemas como, por ejemplo, la falta de agua caliente en la casa.

Evitar sorpresas en la factura

En lugares realmente fríos en invierno, resulta muy importante tener las ventanas y puertas bien aisladas del exterior, con la finalidad de no derrochar energía.
La temperatura ideal del termostato en invierno es de 20º. Si para usted no es suficiente,  aumente los grados, pero tenga en cuenta que por cada grado de más, estará también gastando un 5% más de energía.
En muchas ocasiones una llamada a tiempo al fontanero se convertirá en un importante ahorro en la factura del agua. Es por ejemplo el caso de los grifos que gotean. Es lógico tender a pensar que unas pocas gotas no implicarán grandes problemas, ni consecuencias y son muchos quienes no le dan mayor importancia al problema, y no llaman a un fontanero para que lo solucione. Sin embargo, estas pocas gotas que caen cada minuto, pueden suponer la pérdida de en torno a los 100 litros semanales, con el consecuente aumento en la factura del agua, que esto irá suponiendo con el paso del tiempo.

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies